Consejos útiles

Cervicitis del cuello uterino: síntomas, tratamiento, características de diagnóstico.

wikiHow funciona según el principio de una wiki, lo que significa que muchos de nuestros artículos están escritos por varios autores. Al crear este artículo, los autores voluntarios trabajaron en su edición y mejora.

El número de fuentes utilizadas en este artículo es 8. Encontrará una lista de ellas en la parte inferior de la página.

La cervicitis es una afección general caracterizada por la inflamación del cuello uterino (un engrosamiento del tejido que conecta el útero con la vagina). Más de la mitad de todas las mujeres han tenido cervicitis al menos una vez. Si tiene cervicitis, es importante reconocerla y tratarla a tiempo, de lo contrario, puede provocar infección en el útero, trompas de Falopio, ovarios o, con el tiempo, inflamación de los órganos pélvicos e infertilidad.

¿Qué es la cervicitis?

La cervicitis es una enfermedad del cuello uterino asociada con la inflamación de sus membranas mucosas. Con la transición de la cervicitis a una forma crónica, el proceso se extiende al tejido conectivo (estroma). Si el tejido muscular del cuello uterino también está inflamado, se produce la llamada endomiometritis.

El epitelio del canal cervical (endocérvix) que conecta la cavidad uterina con la vagina difiere en estructura del epitelio que recubre la parte del cuello que se encuentra directamente en la vagina (exocervix). Dependiendo de qué parte del cuello uterino se produce inflamación del útero, se distinguen la endocervicitis y la exocervicitis, respectivamente.

La edad de las mujeres que tienen cervicitis del cuello uterino es de 20-40 años en el 70% de los casos, y solo el 30% de las mujeres son las que han tenido menopausia.

La enfermedad debe tratarse, ya que cuando se vuelve crónica, hay un engrosamiento de las paredes del útero, estrechamiento de la luz del canal cervical. Esto puede causar infertilidad. La propagación de la inflamación en las trompas y los ovarios también conduce a la imposibilidad de la concepción, la aparición de un embarazo ectópico y trastornos hormonales.

Diagnósticos

Un ginecólogo puede diagnosticar la cervicitis no solo con el tratamiento del paciente con quejas características, sino también durante un examen de rutina, cuando el paciente no estaba preocupado.

El examen comienza con un examen del cuello uterino utilizando un espejo ginecológico. Dependiendo del agente causal de la enfermedad, el cuello uterino tiene la siguiente forma:

  • con cervicitis de etiología gonorreica, la parte vaginal del cuello uterino tiene un color rojo brillante, está hinchada, suelta, con áreas de ulceración (un síntoma de "erosión continua"),
  • con cervicitis causada por tricomonas, el cuello uterino es hiperémico, hinchado, suelto, se detectan pequeñas hemorragias ("cuello uterino de fresa"),
  • Con la infección por clamidia, que también puede causar el desarrollo de cervicitis, la membrana mucosa de la parte vaginal del cuello uterino es ligeramente hiperémica, edematosa.

A continuación, se realiza una colposcopia, un método de diagnóstico que le permite evaluar el estado de la membrana mucosa de la parte vaginal del cuello uterino utilizando un dispositivo óptico especial (colposcopio). En el curso de este estudio, se especifica la naturaleza del cambio patológico en el cuello uterino. Además, la colposcopia le permite determinar la ubicación del foco patológico, que es necesario para una biopsia dirigida del cuello uterino. Hay 2 tipos de colposcopia:

  1. Colposcopia simple, durante la cual se examina el cuello uterino utilizando un colposcopio sin realizar exámenes médicos.
  2. Colposcopia extendida, en la que se realiza el procesamiento preliminar de la mucosa cervical con una solución de ácido acético al 3% (o solución de ácido salicílico al 0,5%) y una solución acuosa de Lugol (la llamada prueba de Schiller), después de lo cual se examina el cuello uterino con un colposcopio .

El procedimiento es absolutamente indoloro y no requiere preparación previa por parte del paciente. Se cree que la colposcopia debe realizarse solo si se detectan cambios en la mucosa cervical durante el examen con un espejo ginecológico. Sin embargo, actualmente se recomienda que este estudio sea realizado por mujeres que tienen relaciones sexuales, al menos una vez al año con fines preventivos.

A continuación, se toma una muestra del canal cervical, que se envía para estudios microscópicos y bacteriológicos. El examen microscópico le permite determinar el número y la proporción de microorganismos normales, patógenos y oportunistas, así como elementos celulares, lo que nos permite concluir que existe un proceso inflamatorio, su gravedad y la naturaleza de la microflora que puebla la parte vaginal del cuello uterino. En la cervicitis aguda, se encuentra una gran cantidad de glóbulos blancos (30 o más), linfocitos y microorganismos patógenos. Un estudio bacteriológico le permite identificar el tipo de patógeno que causó el desarrollo de cervicitis, así como determinar la sensibilidad del microorganismo al espectro de antibióticos, lo que ayudará a elegir un antibiótico específico para el tratamiento. No siempre es posible identificar el agente causal de la enfermedad con la ayuda de un examen bacteriológico del frotis, en tales casos se realizan diagnósticos de PCR. Este, por supuesto, es un método de diagnóstico moderno bastante poderoso y efectivo que le permite determinar de manera rápida y precisa el agente causante de una enfermedad infecciosa. También vale la pena señalar que los diagnósticos de PCR tienen una alta especificidad y sensibilidad. Debido a las numerosas ventajas de este método de diagnóstico, se puede detectar una enfermedad existente en humanos incluso en la etapa del período de incubación, cuando no hay signos clínicos y de laboratorio de la enfermedad.

El tratamiento de la cervicitis tiene como objetivo eliminar las causas y los factores predisponentes al inicio de la enfermedad. Para esto, se prescriben medicamentos antibacterianos, antivirales o antimicóticos dependiendo del agente causal de la enfermedad.

El tratamiento local se realiza solo después de que el proceso agudo de la enfermedad disminuye. Incluye duchas vaginales, la introducción de cremas vaginales, supositorios, tratamiento del cuello uterino con una solución al 3% de dimetilsulfóxido y una solución de nitrato de plata. Es importante enfatizar que el uso de terapia local en el período agudo de cervicitis está estrictamente prohibido debido al riesgo de desarrollar una infección ascendente.

También se usa el tratamiento fisioterapéutico, que se prescribe después del alivio del período agudo de la enfermedad. Por ejemplo, se puede usar terapia vaginal con láser, magnetoterapia, darsonvalización y similares.

La cervicitis crónica se trata mal con medicamentos. Por lo tanto, se utilizan las siguientes opciones de tratamiento quirúrgico:

  • La diatermocoagulación es un método de tratamiento cuya acción es cauterizar el tejido con una corriente de alta frecuencia.
  • La crioterapia es un método de tratamiento basado en la exposición a tejidos con frío,
  • La terapia con láser es un método de tratamiento basado en la exposición a tejidos con un haz de luz concentrado.

Las medidas preventivas destinadas a prevenir el desarrollo de cervicitis incluyen el cumplimiento de las normas de higiene personal, la prevención de infecciones de transmisión sexual, su tratamiento oportuno y el tratamiento de los trastornos endocrinos. Una condición importante para la prevención de la cervicitis es el tratamiento oportuno de la candidiasis.

El nombramiento de medicamentos antibacterianos es necesario para la etiología bacteriana de la cervicitis. Se utilizan los siguientes grupos de antibióticos:

  1. Tetraciclinas Uno de los representantes de este grupo de agentes antibacterianos es la doxiciclina, que es activa contra los microorganismos grampositivos y gramnegativos. Está contraindicado en niños menores de 8 años, mujeres embarazadas y lactantes, personas con insuficiencia hepática y también con miastenia gravis (en caso de administración intravenosa del medicamento).
  2. Macrólidos El macrólido más común es la azitromicina. Este antibiótico tiene un amplio espectro de acción antibacteriana, lo que permite su uso en casos de daño a varios microorganismos gramnegativos y gramnegativos. El mecanismo de acción de la droga es retrasar el crecimiento y la reproducción de las bacterias. La azitromicina se tolera bastante bien, rara vez se producen efectos secundarios mientras toma el medicamento, está contraindicado solo si el paciente tiene una reacción alérgica a alguno de los componentes del medicamento, el embarazo y la lactancia, así como a niños menores de 12 años.
  3. Fluoroquinolonas:
    • moxifloxacina Tiene un efecto bactericida que se propaga a una amplia gama de microorganismos. El medicamento es bien tolerado entre representantes de diferentes edades. Si es necesario, las mujeres embarazadas pueden recetar, ya que durante el estudio en animales no se reveló el efecto teratogénico, lo que significa la aparición de malformaciones debido al uso del medicamento. Vale la pena abstenerse de usarlo en niños menores de 18 años, ya que no se han realizado ensayos clínicos del medicamento, lo que indica la seguridad del uso de moxifloxacina en la infancia,
    • levofloxacina El medicamento tiene un efecto bactericida, es activo tanto en relación con microorganismos gramnegativos como gramnegativos. La levofloxacina se tolera bien, rara vez se producen las siguientes reacciones adversas: náuseas, diarrea, molestias en la región epigástrica (parte superior del abdomen), debilidad muscular.

Los medicamentos antivirales se usan, por ejemplo, para las infecciones por herpes. En este caso, a menudo se prescribe aciclovir. La dosis del medicamento y la frecuencia de administración la determina el médico tratante, en función de la gravedad del proceso y la gravedad de las manifestaciones clínicas. Raramente se detectan reacciones adversas mientras toma el medicamento. Con mayor frecuencia, puede experimentar molestias abdominales, náuseas, vómitos, diarrea y dolor de cabeza. La detección de una reacción alérgica es una indicación de abstinencia de drogas. Mientras toma aciclovir, se recomienda controlar la función renal, es decir, controlar los cambios en los indicadores como la creatinina y la urea en la química de la sangre.

Si se detecta la cervicitis por candida, se recetan medicamentos antimicóticos. El medicamento más común en este grupo es el fluconazol. La tolerabilidad de este medicamento es muy buena, los efectos secundarios son extremadamente raros. De las reacciones adversas, con mayor frecuencia se puede observar dolor abdominal, náuseas, flatulencia, sequedad de la mucosa oral y trastorno de las heces en forma de estreñimiento.

El peligro de cervicitis en mujeres embarazadas.

La cervicitis está asociada con la destrucción del tapón mucoso que protege al útero de la infección de la vagina. La probabilidad de una enfermedad y la transición del proceso inflamatorio a una forma crónica aumenta debido a la inevitable disminución de la inmunidad durante este período (esto evita el rechazo fetal).

En presencia de cervicitis en mujeres embarazadas, aumenta el riesgo de complicaciones como aborto espontáneo, parto prematuro. La infección del feto es posible, lo que conduce a un desarrollo inadecuado, la aparición de deformidades, muerte intrauterina y la muerte de un recién nacido en los primeros meses de vida.

La cervicitis es una gran amenaza en las primeras etapas del embarazo, cuando el feto forma órganos y sistemas. Muy a menudo, una mujer tiene un aborto espontáneo. Si la cervicitis aguda ocurre en la mitad o al final del embarazo, el bebé puede desarrollar hidrocefalia, enfermedad renal y otros órganos. Por lo tanto, al planificar un embarazo, una mujer debe curarse de la cervicitis por adelantado y fortalecer su inmunidad. El tratamiento es obligatorio, ya que el riesgo de complicaciones es muy alto.

Remedios populares

La cervicitis debe ser tratada por un especialista en este campo de la medicina. La automedicación en el hogar no es bienvenida, ya que la falta de tratamiento calificado oportuno para la cervicitis aguda puede conducir a un curso crónico del proceso.

Como sabe, en algunos casos, la cervicitis tiene un cuadro clínico borrado, por lo que una mujer no busca la ayuda oportuna de un especialista. Para evitar tales situaciones, se recomienda no olvidarse de los exámenes preventivos realizados por un ginecólogo, que deben realizarse al menos 2 veces al año. Además, es importante observar las reglas de higiene personal para eliminar la aparición de condiciones favorables para que la infección se una. El número de parejas sexuales en una mujer juega un papel importante en la posibilidad de desarrollar cervicitis. Por lo tanto, el número de parejas sexuales debe ser limitado, así como la eliminación de las relaciones sexuales casuales. Para evitar la aparición de infecciones de transmisión sexual, es necesario utilizar el método anticonceptivo de barrera (condón) durante las relaciones sexuales. En caso de descuido de este método de protección, se recomienda examinar la presencia de enfermedades de transmisión sexual, especialmente si no hay una pareja sexual permanente. Además, es necesario tratar oportunamente las enfermedades infecciosas e inflamatorias de los órganos genitales internos, así como evitar que provoquen factores que provoquen la exacerbación de enfermedades crónicas. Para hacer esto, evite la hipotermia, diversas lesiones, el estrés psicoemocional. También es importante cuidar su dieta, se debe prestar especial atención al uso de verduras y frutas, que son ricas en diversas vitaminas y minerales, productos lácteos, cereales. Se presta especial atención al régimen de sueño y descanso, cuyo cumplimiento ayuda a fortalecer el estado general del cuerpo.

Causas infecciosas de infección.

El cuello uterino separa la cavidad uterina estéril de la vagina, cuya microflora normalmente contiene lactobacilos beneficiosos y microorganismos oportunistas. Las bacterias útiles del ácido láctico crean un ambiente saludable que previene el crecimiento de patógenos. Las causas de la cervicitis de origen infeccioso son:

  1. Propagación de bacterias oportunistas. Condicionalmente patógenos se llaman microorganismos, que siempre están presentes en los intestinos y los órganos urogenitales de una persona en pequeñas cantidades, sin daño. Pero bajo ciertas condiciones, comienzan a multiplicarse sin control, lo que conduce a la enfermedad. Estos incluyen, por ejemplo, estafilococos, estreptococos, Escherichia coli, hongos, gardnerella. Causan inflamación de la vulva y la vagina, extendiéndose al cuello uterino. La infección puede ingresar a la vagina directamente desde el recto y los órganos urinarios.
  2. Infección por virus del papiloma humano y herpes genital.
  3. Infección con infecciones sexuales (tricomonads, gonorrea patógenos, micoplasmas, clamidia y otros).

Causas no infecciosas de cervicitis

Estas razones incluyen:

  • prolapso del cuello uterino y la vagina,
  • lesiones del cuello uterino (desgarros durante el parto o durante el aborto, así como daños durante el legrado y la cauterización, que causan cicatrices),
  • incumplimiento de las normas de higiene, uso de productos de higiene inadecuados,
  • duchas vaginales frecuentes con soluciones que provocan un secado excesivo de la mucosa y alteraciones de la microflora,
  • un cambio en la composición de la mucosa cuando se usan anticonceptivos o medicamentos de terapia de reemplazo hormonal,
  • pseudo-erosión del cuello uterino, es decir, el movimiento de las células del epitelio cilíndrico del canal cervical hacia la región del epitelio escamoso del cuello uterino vaginal. Esto sucede durante el aborto, el parto o la cirugía.

Contribuye a la aparición de inflamación cervical, una disminución de la inmunidad, la presencia de enfermedades tumorales, la ingesta incontrolada de antibióticos.

Tipos y formas de cervicitis.

Existen varios tipos de cervicitis del cuello uterino.

Cervicitis purulenta. Las fuentes de inflamación son gonococos, ureaplasmas, tracoma coli. La infección se transmite sexualmente, afecta la membrana mucosa del canal cervical (epitelio cilíndrico). Si hay un desplazamiento de células cilíndricas en la región del epitelio escamoso (aparece una ectopia del cuello uterino), entonces el proceso purulento se extiende a las áreas desplazadas. El proceso también puede afectar el estroma, que separa la membrana mucosa de los músculos. La infección penetra en otros órganos de la pelvis pequeña y se convierte en la causa de su inflamación.

Cervicitis viral. La inflamación es causada por el virus del papiloma humano (VPH) o el agente causante del herpes genital (infecciones específicas). Los papilomas o el herpes pueden ocurrir tanto dentro del canal cervical como en la superficie vaginal del cuello. Un signo característico es picazón severa en el cuello y dolor en la parte inferior del abdomen. Muy a menudo, este tipo de cervicitis ocurre en mujeres en edad fértil, que viven sexualmente.

Cervicitis bacteriana. El proceso de inflamación se extiende a todas las áreas de la membrana mucosa del cuello uterino: tanto el segmento interno como el vaginal. Причиной является бактериальный вагиноз, то есть развитие условно-патогенных бактерий во влагалище из-за недостатка в микрофлоре полезных молочнокислых бактерий. При таком заболевании отсутствует опасность заражения полового партнера. Однако, если во влагалище попадает еще и половая инфекция, заболевание переходит в гнойную форму.

Атрофический цервицит. Este es el nombre del tipo de enfermedad en la que hay una disminución en el grosor de las membranas mucosas del cuello uterino (atrofia). Las causas de este proceso pueden ser específicas (gonococo, tricomonas, virus del herpes y VPH) o infecciones inespecíficas (estafilococos, estreptococos).

Además, la cervicitis de este tipo ocurre debido a lesiones traumáticas de la mucosa durante el aborto o el legrado.

Cervicitis quística. Hay inflamación de las glándulas ubicadas en el epitelio cilíndrico, un aumento en su volumen, la formación de muchos quistes en la mucosa y daños en su superficie. Este tipo es la etapa avanzada de la enfermedad, en la que se observa una combinación de diferentes tipos de infección.

La enfermedad a menudo se desarrolla de forma aguda con síntomas pronunciados. En ausencia de tratamiento, la inflamación se vuelve crónica, pasa a las glándulas y afecta la mucosa hacia el interior. Al mismo tiempo, el tratamiento se ve obstaculizado por el hecho de que los signos externos de la enfermedad se suavizan, es más difícil diagnosticar la cervicitis. A menudo se puede detectar solo en una etapa tardía, cuando la inflamación pasa a los apéndices uterinos.

Síntomas y signos de cervicitis.

En algunos casos, incluso la cervicitis aguda es difícil de notar, ya que continúa sin dolor u otros síntomas obvios. Sin embargo, en forma severa, la inflamación aguda puede causar la aparición de descarga purulenta copiosa con un olor desagradable. Hay dolores de tirón en la parte inferior del abdomen, en la parte inferior de la espalda. Aparecen descargas con impurezas de sangre, especialmente después del coito, que también se vuelve doloroso. Picazón en los genitales. Posible fiebre, náuseas y mareos. Se observa micción dolorosa frecuente.

Los signos de la enfermedad en la etapa aguda son hinchazón y enrojecimiento de la membrana mucosa en la superficie del segmento vaginal del cuello. Durante el examen, se detecta una protuberancia de la membrana mucosa del canal cervical hacia la región externa. Tiene hemorragias menores y llagas.

Con la transición de la enfermedad a una forma crónica, la descarga se vuelve menos abundante, ya que la producción de moco por las glándulas del canal cervical se ve interrumpida. La descarga turbia contiene impurezas de la sangre. Una mujer siente dolor constante en la parte baja de la espalda.

El grado de manifestación de la enfermedad depende del tipo de infección. Cuando se infecta con gonococos, las manifestaciones, por ejemplo, son más fuertes que con clamidia. Si la aparición de cervicitis está asociada con el virus del herpes, entonces en la mucosa hay llagas separadas, áreas sueltas de color rojo brillante.

En presencia de cervicitis crónica, se reduce la hinchazón de la mucosa. Es posible mover el epitelio externo del cuello hacia el canal cervical. El color de la mucosa es rosa brillante. Se detectan quistes y vesículas que contienen linfa y sangre. La inflamación se propaga a los tejidos vecinos.

Tratamiento de la cervicitis

El tratamiento de la cervicitis es eliminar las causas de la enfermedad, combatir la inflamación y fortalecer las defensas del cuerpo.

Para destruir los patógenos, se utilizan antibióticos, antivirales y antimicóticos. Cuando se detecta un virus del papiloma en el cuerpo de una mujer, se presta especial atención al tratamiento, ya que es más probable que las lesiones genitales conduzcan a la formación de tumores malignos. Los inmunomoduladores (interferón, cycloferon, inmunal) se prescriben principalmente.

Se usan vacunas, tabletas y ungüentos para limpiar la mucosa de los papilomas. Sin embargo, existe el riesgo de una recaída, por lo que se recomienda que una mujer se someta regularmente a exámenes ginecológicos.

A menudo, deshacerse de los papilomas solo se puede hacer quirúrgicamente. Tal tratamiento se usa a menudo para eliminar la cervicitis crónica de cualquier naturaleza. Se utilizan métodos tales como destrucción con láser, crioterapia, cauterización química, destrucción eléctrica, coagulación de ondas de radio.

A veces, en el tratamiento de la cervicitis, se requiere la eliminación simultánea de enfermedades urológicas.

Nota: Si la causa de la inflamación de la mucosa son las infecciones genitales, entonces la pareja sexual de la mujer debe ser tratada al mismo tiempo.

Para acelerar la restauración de la mucosa y mejorar el fondo hormonal, se utilizan preparaciones de estrógeno y progesterona.

Después de eliminar la inflamación, se prescriben agentes que contienen bacterias beneficiosas necesarias para mantener la composición normal de la microflora vaginal. Se utilizan lactobacterina, supositorios de kipferón, así como tabletas vaginales de gynoflor.

Prevención de Cervicitis

Las medidas preventivas más importantes para reducir la probabilidad de cervicitis son el cuidado higiénico adecuado de los genitales externos, el uso de condones durante las relaciones sexuales. Los anticonceptivos seleccionados adecuadamente ayudan a evitar el aborto, la posible lesión del cuello uterino y la infección. Es necesario tratar las enfermedades intestinales y urológicas a tiempo.

Descripción general

La cervicitis es una enfermedad en la cual inflamación cervical en el área vaginal Proceso patológico acompañado de purulentas o secreciones con impurezas de mocodolor en la parte inferior del abdomen, dolor al orinar, así como molestias durante las relaciones sexuales. Si se diagnostica una forma crónica de patología, esta condición se caracteriza por erosión, compactación de las paredes uterinas e infección de la parte superior de la vagina.

El propio cuello uterino es una barrera que protege la cavidad interna de la penetración de bacterias patógenas en el útero y el tracto genital superior. Cuando se expone a factores adversos, se pierde la función protectora, lo que contribuye a la derrota de la microflora extraña y al desarrollo de inflamación.

En la etapa inicial del proceso patológico, el cuadro clínico está mayormente ausente. Los primeros signos aparecen como descarga intensa durante varios días después del final de la menstruación. Muy a menudo, son ignorados por las mujeres.

En el caso de que estén presentes los siguientes síntomas, es necesario buscar ayuda médica de inmediato:

  • frotis de sangreobservado algún tiempo después del final de la menstruación,
  • sensación de picazón en los órganos del sistema reproductivo,
  • dolor e incomodidad durante el coito,
  • ardor cuando vas al baño,
  • dolor en la parte inferior del abdomen y en perineo,
  • secreción de sangre después del sexo.

Si la enfermedad tiene un curso grave, los signos serán los siguientes:

  • olor acre
  • descarga purulenta intensa,
  • picazón y dolor abdominal.

La aparición del proceso inflamatorio se ve facilitada por múltiples factores provocadores. Se dividen en dos tipos: infeccioso y no infeccioso.

El primer grupo incluye:

  1. Propagación de bacterias oportunistas.que se encuentran constantemente en los órganos del sistema genitourinario y en el intestino. Además, son completamente seguros para la salud humana. Pero bajo la influencia de ciertas condiciones, se produce su activación intensa, contra la cual se desarrolla la enfermedad. Estos incluyen hongos, E. coli, estreptococos, estafilococos. Estos microorganismos provocan inflamación de la vagina y la vulva, lo que conduce a la propagación de la infección al cuello uterino.
  2. Infecciones genitales Puede ser el agente causante de la gonorrea, tricomonas, clamidia, micoplasma y otras bacterias patógenas.
  3. Infección por herpes genital o virus del papiloma humano.

Entre las causas de tipo no infeccioso están:

  • prolapso vaginal,
  • incumplimiento de los procedimientos de higiene,
  • lesión de cuello uterino (lágrimas durante el trabajo de parto o aborto, así como diversos daños en los tejidos durante la cauterización o legrado),
  • uso de cosméticos de baja calidaddestinado a la higiene íntima,
  • duchas vaginales frecuentesen el que se usan soluciones que pueden provocar una membrana mucosa seca y alteración de la microflora,
  • pseudo-erosiónen otras palabras, el movimiento de células epiteliales cilíndricas del canal cervical hacia la parte vaginal del cuello uterino.

El proceso inflamatorio puede desarrollarse en el fondo. bajar el sistema inmunecuando se forma neoplasias tumoralesasí como resultado de un largo y descontrolado tratamiento antibiótico.

La cervicitis del cuello uterino tiene muchas variedades.

Este es un proceso patológico del segmento inferior del órgano, acompañado de inflamación, principalmente de las glándulas endocervicales. Ocasionalmente, el epitelio escamoso puede verse afectado. Según algunos investigadores, el proceso patológico depende directamente del tipo de patógeno. Por ejemplo cuando se infecta con gonococos solo se ven afectadas las células epiteliales que pertenecen a las glándulas endocervicales. Con inflamación en el contexto de estreptococos o estafilococos También se concentrarán en las glándulas endocervicales y en el estroma del cuello uterino. Con el flujo linfático, los patógenos penetran los órganos pélvicos restantes y los infectan.

La etapa inicial de la patología se manifiesta. descarga de varios tipos. En la mayoría de los casos, esto contenidos purulentos. Pero también señaló fiebre, dolor sordo en el abdomen mareas.

Crónico

Diagnosticado si los genitales están afectados bacterias de diversos orígenestambién virus y hongos. En esta condición, el proceso infeccioso puede provocar el prolapso de la vagina o el cuello uterino, el uso inapropiado de anticonceptivos y hormonas. La forma crónica de cervicitis se produce debido al cambio frecuente de las parejas sexuales, el incumplimiento de las reglas de higiene íntima y las patologías inflamatorias que afectan los órganos pélvicos.

Los síntomas de esta forma de la enfermedad dependen del patógeno y la reacción del cuerpo femenino. El síntoma principal de un tipo de enfermedad crónica es secreción mucosa fangosa con impurezas de pus.

Otros síntomas de patología:

  • dolor sordo
  • sensación de picazón y ardor al orinar,
  • hinchazón de la mucosa uterina,
  • enrojecimiento
  • sangrado después del coito.

Este tipo de condición patológica es más grave para la salud de la mujer. La falta de un tratamiento adecuado conduce al hecho de que las paredes del útero comienzan a hipertrofiarse. Pero también en el contexto del proceso, el riesgo de desarrollo enfermedades oncológicas y infertilidad.

Con esta forma de la enfermedad, no solo se dañan las capas cilíndricas del epitelio, sino también las capas subepiteliales del cuello uterino.

La peculiaridad de este proceso se debe al hecho de que al diagnosticarlo en una mujer, en la mayoría de los casos, se detecta uretritis en su pareja.

La cervicitis purulenta es una forma común de la enfermedad, que transmitida sexualmente. El agente causal de la patología es varita de tracoma o gonococo.

Esta forma de dolencia puede infectarse durante el contacto sexual. Dependiendo de la ubicación de la inflamación, secretar endocervicitis y exocervicitis. En el primer caso el interior del cuello uterino está afectadoen el segundo telas exteriores.

Según la clasificación generalmente aceptada, esta forma del proceso inflamatorio se divide en dos tipos: no específico y específico.

En la mayoría de los casos, la enfermedad se diagnostica en el sexo justo en edad de procrear. Entre los síntomas principales se observan dolor en la parte inferior del abdomenpronunciado picazón, secreción purulenta o mucosa.

Bacteriana

Se refiere a formas comunes de la enfermedad. La enfermedad tiene una naturaleza infecciosa de origen y se localiza en el canal o en la vagina, en el lugar donde se produce la distinción con el cuello uterino. Con el curso del proceso patológico, violación de la microflora de la vagina, pero al mismo tiempo no hay una reacción inflamatoria fuerte.

Atrófico

Una de las variedades de cervicitis, que se caracteriza por atrofia de las membranas mucosas del útero. Entre los factores desencadenantes puede haber causas tanto específicas como no específicas.

El desarrollo de la enfermedad contribuye a contacto sexual sin protecciónen el cual las bacterias patógenas entran al cuerpo femenino y provocan inflamación.

Se caracteriza por procesos patológicos que ocurren en el epitelio cilíndrico de las glándulas. Además, sus volúmenes están aumentando, se forman quistes múltiples y daño superficial. Este tipo se considera la etapa descuidada del proceso patológico, en el que se combinan varios tipos de infección.