Consejos útiles

Siempre estar en el estado de ánimo

Pin
Send
Share
Send
Send


Es muy difícil para todos nosotros existir solos, es por estas razones que los filósofos dicen que la soledad es peor que la pobreza. En nuestra vida, las personas que nos rodean, colegas y amigos tienen un papel importante, pueden hacer que la vida sea más brillante, llena de emociones y eventos. Por eso es importante aprender a llevarse bien con las personas que están cerca de nosotros.

Cómo llevarte bien con tus superiores

El trabajo no es solo el desempeño de cualquier tarea, sino también la relación con las personas. Si desea elevar su nivel en su carrera, entonces debe construir relaciones con sus superiores. Aquí hay un par de consejos para ayudarlo a responder la pregunta "¿Cómo llevarse bien con los jefes?"

Esté atento a la imagen, debe vestirse adecuadamente donde trabaja. Naturalmente, debe estar limpio, el aroma de sus perfumes no debe ser áspero. Debes mirar para que sea agradable verte. Además de todo esto, debes ser una persona positiva para llevarte bien con la gente.

Ninguno de tus colegas debe saber que estás de mal humor o que algo ha sucedido. Siempre sonríe, dale a la gente positiva. Preséntese ante el jefe solo en el lado positivo. Solo dale buenas noticias. Será muy beneficioso para ti.

Intenta mantener la lealtad. Si su jefe está nervioso o preocupado, no sea la causa de estas experiencias. Por lo tanto, si ha recibido instrucciones, sea cual sea el trabajo, hágalo con mucho gusto.

Para llevarse bien con su jefe, estudie a su jefe. Comprende sus deseos, la lógica. De hecho, si con mayor frecuencia coincidirá con los deseos del jefe, más lo apreciará y lo respetará como un buen empleado. Considere sus características y trate de entender lo que él espera de usted. Simplemente nunca te pierdas a ti mismo.

Si no está de acuerdo con el jefe, o si algo no le conviene, no discuta con él, sino ofrezca sus opciones. De repente le gustará, y esto es solo una ventaja para ti. Hazlo lo más discretamente posible. Sé un buen profesional en tu campo. El trabajo bien hecho hará las delicias de tu jefe. Asumir la responsabilidad, tareas difíciles.

Los profesionales nunca dicen "Soy perfecto". Ella siempre trabaja en sí misma para ser mejor y mejor. Conviértete en el mejor de tu empresa. Mejore su trabajo, presente nuevas opciones, pero antes de mostrárselo a sus superiores, verifique su trabajo con cuidado, y es recomendable que lo haga usted mismo.

Para llevarse bien con el jefe, debe mostrar un buen resultado. Si se adhiere a las reglas, puede contar con la gratitud del líder. Esperamos que en el futuro necesite estos consejos y que sea un buen especialista en su campo. Y la cuestión de cómo llevarse bien con las autoridades, ya no tiene que buscar una respuesta.

Cómo llevarse bien con diferentes personas de la misma familia

En física, existe una ley que atrae diferentes polaridades. Pero en la vida esto no siempre sucede. A veces, al preguntarles a los jóvenes por qué se separaron, se escucha una respuesta bastante banal: no estaban de acuerdo con los personajes. Es decir, ¿resulta que diferentes personas no pueden converger y vivir una vida plena? Este no es siempre el caso.

Puedes llevarte bien, aunque sea difícil

De hecho, mucho depende no solo del carácter de una persona. Los sentimientos que sienten son uno de los componentes principales de una relación. Y si son sinceros, los diferentes personajes se complementarán entre sí. Por lo tanto, cómo llevarse bien con diferentes personas en la misma familia es una pregunta solo para aquellos que no quieren o no pueden hacer esto. Pero aún así, revelaremos toda su esencia.

Lo más importante, debe pensar y comprender una verdad que no hay personas que sean similares en todo. Y eres tan diferente en carácter, en opiniones e intereses. No hagas una tragedia de esto. Es suficiente que estén juntos y estén bien juntos,

Encuentra un lenguaje común en todo. Para llevarse bien con diferentes personas de la misma familia, no se peleen de inmediato por tonterías. No le gusta que su alma gemela esté sentada en la computadora durante mucho tiempo, y necesita completar alguna tarea o enviar un documento importante por correo, solo hable sobre ello. Encuentre una salida a esta u otra situación. Acuerde quién lo usará cuándo y cómo

Comunicación. Esto es importante en las relaciones de todas las personas, especialmente cuando existe el objetivo de llevarse bien con diferentes personas de la misma familia. Cuanto más se comunique, más encontrará puntos en común. Comunícate sobre temas completamente diferentes, porque en la comunicación hay una manera de salir de todas las situaciones, y estarás diversificado,

Incluso puedes hacer amigos para empezar. Recuerda cómo en la infancia eras amigo de tus compañeros, lo que encontraste en el interés mutuo y te acercó. Entonces en este caso. Conociendo los intereses de su pareja, pueden hacer su actividad favorita juntos,

También se puede hacer para llevar a diferentes personas de la misma familia a una empresa conjunta: limpiar la habitación, mover muebles, reparaciones, etc. Créeme, esto te ayudará a acercarte y sentir el idilio en tu relación,

Piensa en el propósito mismo de tu existencia. Después de todo, cada uno de nosotros nació para hacer una buena acción, no solo para nuestros seres queridos, sino también para personas completamente desconocidas para usted. Y no siempre es así por dinero, para ser bueno, tanto para usted como para quienes lo rodean.

Entonces, piénselo usted mismo, y comprenderá que llevarse bien con diferentes personas de la misma familia no es tan difícil, e incluso personas muy diferentes pueden vivir felices para siempre, las leyes de vida que diferentes personas no se llevan bien parecerán un poco pequeñas.

De Masterweb

No es fácil, pero posible.

Mark Nevins es presidente de Nevins Consulting y asesora a ejecutivos y sus equipos sobre liderazgo, cambio y desempeño organizacional. Él y John Hillen son coautores del libro "Lo que está sucediendo ahora: reconsidere su posición de líder antes de que su negocio lo supere". Mark ha publicado un artículo para Harvard Business Review, y puede parecer interesante:

“Hace unos meses, un antiguo cliente, llamémosla Casey, me llamó para hablar. La apoyé durante su transición a una prestigiosa empresa de servicios financieros unos meses antes. Considerando lo consciente y pensativamente que pasó por este proceso, esperaba que nuestra conversación fuera sobre sus primeras victorias.

En cambio, Casey admitió que tenía un problema simple pero grave: no se llevaba bien con el líder de su edad, llamémosla Martha. Estos dos no encontraron un lenguaje común, y las cosas empeoraron. Casey dijo que le resultaba dolorosamente claro que su incapacidad para llevarse bien con Martha podría obstaculizar su éxito y posiblemente arruinar su carrera en la empresa.

Cuando Casey y yo examinamos la situación, ella me dijo que Martha es una líder muy talentosa, experimentada y amada: no es tóxica ni complicada. Pero Casey admitió que realmente no le gustaba Martha. Tienen un estilo diferente, y Martha, en muchos sentidos, la malinterpretó.

Casey y yo trabajamos en la situación. Y se dio cuenta de que colaborar y asociarse con Martha era crucial para obtener los resultados comerciales que Casey quería. Al evaluar la relación de manera más honesta, Casey se dio cuenta de que no podía llegar a un acuerdo con Martha. No dejó que su nuevo colega entendiera que su contribución y sus perspectivas eran valiosas, la dejó a ella y a su equipo fuera de contacto y más o menos intentó evitarla.

Casey ha desarrollado algunas estrategias útiles para mejorar su trabajo con Martha. Aunque no son simples y convenientes, estas ideas pueden ser utilizadas por cualquier persona que tenga que trabajar con alguien a quien no le guste.

1. Piensa en la causa de la tensión y cómo reaccionas a ella.

El primer paso es tanto la aceptación como la reflexión. Recuerde: no puede llevarse bien con todos, pero hay un valor potencial en cada interacción. Puede y debe aprender de casi todas las personas que conoce, y la responsabilidad de esto recae en usted, incluso si la relación no es fácil.

Mire honestamente qué causa el estrés y qué papel juega en su creación. Quizás su reacción a la situación se encuentra en el corazón del problema (y no puede controlar nada más que su reacción). Casey tuvo que admitir que la "fealdad" de Martha podría haber estado dentro de Casey.

2. Trabaja más para entender el punto de vista de la otra persona.

Pocas personas se levantan de la cama por la mañana para hacerte la vida imposible. Tómese el tiempo para reflexionar sobre el punto de vista de la otra persona, especialmente si esa persona es importante para su éxito. Pregúntese: ¿por qué esta persona se comporta de esta manera? ¿Qué puede motivarlo? ¿Cómo me ve él? ¿Qué puede querer y qué necesita de mi parte?

Casey comenzó a pensar de manera diferente sobre Martha cuando se dio cuenta de que su colega tenía los mismos objetivos que ella y que no eran inherentemente conflictivos.

3. Conviértase en un solucionador de problemas, no en un crítico o competidor.

Para trabajar mejor juntos, es importante pasar de una posición competitiva a una posición conjunta. Una táctica es "darle" a otra persona un problema. En lugar de tratar de moverse o ignorar a otra persona, enfréntalo directamente.

Casey invitó a Martha a almorzar y le confesó: "No creo que trabajemos juntas tan eficientemente como pudiéramos". Que piensas ¿Tienes alguna idea de cómo trabajar juntos mejor? Si le pide a la gente que le revele sus tarjetas y demuestre vulnerabilidad en el proceso, a menudo pueden revelar varias de las suyas.

4. Haz más preguntas.

En situaciones de tensión, muchos de nosotros tratamos de "decir" cómo resolver el problema. Podemos volvernos demasiado asertivos, lo que generalmente empeora la situación. En su lugar, intente hacer preguntas, idealmente abiertas, diseñadas para una conversación constructiva. Ponga a un lado su propia agenda, haga buenas preguntas y tenga paciencia para escuchar verdaderamente las respuestas de la otra persona.

5. Aumenta tu conciencia de tu estilo interpersonal.

Es fácil atribuir conflictos a una mala "química" con otra persona, pero todos tienen diferentes estilos, y conocer estas diferencias a menudo puede ayudar. Durante el almuerzo, Martha y Casey descubrieron que ambos habían terminado Myers-Briggs, por lo que compartieron sus perfiles. Casey es una persona introvertida con un fuerte tipo de percepción: prefiere reservar tiempo para resolver problemas de forma fácil e independiente y sacar conclusiones de una extensa base de datos.

Martha, por otro lado, es una persona extrovertida e intuitiva, reacciona fácil e inmediatamente, se enfoca en el panorama general y resuelve problemas, discutiéndolos con otros.

Dadas estas diferencias de estilo y preferencias, Casey y Martha se vieron obligadas a encontrar incómodas las interacciones entre ellas. Pero tan pronto como determinaron sus diferencias, se dieron cuenta de que sus estilos podrían ser muy complementarios si adaptaban y adaptaban sus enfoques.

6. Pide ayuda.

Buscar ayuda puede recargar una relación compleja porque muestra que valoras la mente y la experiencia de otra persona. En la cena, Casey le dijo a Martha: “Has estado aquí más tiempo que yo. Siento que estoy empezando a resolverlo, pero realmente necesito tu ayuda.

Luego preguntó: “¿Qué debo hacer en mayor o menor medida? ¿Me estoy perdiendo algo o no me estoy comunicando con las personas adecuadas? ¿Qué le gustaría que alguien le dijera cuando comenzó a trabajar aquí?

Las relaciones entre Casey y Martha han mejorado significativamente. Casey me dijo que ella y Martha a menudo se comunican en persona en el mensajero, y se reúnen regularmente para evaluar el progreso y encontrar oportunidades para estudiar y mejorar sus procesos. Aunque Martha y Casey no son amigas y no pasan mucho tiempo fuera de la oficina, se han convertido en buenas colegas y son mucho más agradables de lo que uno podría haber esperado.

El éxito de Casey es que cambió su relación con Martha, en parte porque actuó mientras "el cemento todavía estaba húmedo". Su dinámica negativa con Martha aún no se ha fortalecido, por lo que Casey pudo aumentar su autoconciencia, adaptar su estilo y echar una mano.

Estos consejos lo ayudarán a trabajar eficazmente con personas que no le gustan, pero con quienes necesita encontrar un idioma común.

1. Comportamiento de copia

Hace unos años, científicos de la Universidad de Nueva York realizaron un estudio que demostraba que el llamado "efecto camaleón" realmente funciona. 72 personas realizaron la tarea junto con extraños, la mitad de los cuales, a pedido de los investigadores, copiaron el comportamiento de los sujetos, y la otra mitad no. Como resultado, los participantes en el experimento, cuyo comportamiento fue "reflejado", informaron que les gustaban sus parejas y les gustaría continuar comunicándose con ellos.

Entonces, usando sus gestos y expresiones faciales de "compañía" en comunicación con el nuevo jefe, así como repitiendo la pose, puede lograr rápidamente su ubicación. Lo principal es no exagerar.

2. Intenta llamar tu atención con más frecuencia

Según un estudio de la Universidad de Pittsburgh, somos más bonitas que las personas que vemos a menudo, incluso si no nos son familiares. Como parte del experimento, cuatro niñas, desconocidas para otros estudiantes, asistieron a clases en la universidad. Dos llegaron a menudo, dos raramente. Luego se les mostró a los estudiantes sus fotos y se les pidió que calificaran. Aquellos a quienes las asignaturas se reunían regularmente en el aula recibían puntuaciones más altas.

3. Haz cumplidos

En el libro de Project Happiness, la abogada Gretchen Rubin escribe: "Todo lo que dices sobre otras personas afecta cómo te ven los demás". Este fenómeno científicamente probado se llama transferencia espontánea de cualidades. La gente asocia los cumplidos que le dices a los demás con tu propio carácter. Este fenómeno funciona y viceversa: si constantemente hablas negativamente de los demás, comienzas a atribuirte rasgos negativos.

4. Irradiar positivo

Según la investigación de la Universidad de Ohio, las personas sin saberlo capturan las emociones de los demás. En otras palabras, el estado de ánimo del interlocutor siempre se nos transmite. ¿Quieres causar una buena impresión? Muestra una actitud positiva.

5. Sea amigable y competente.

Nos gusta cuando los profesionales son agradables y abiertos en la comunicación. La psicóloga de Harvard, Amy Cuddy, argumenta que en los negocios, es mejor mostrar primero amistad y apertura, y luego mostrar competencia en un tema importante. Entonces la gente primero confía en ti y luego te respeta. Según Amy Cuddy, "esto ha sido inherente a nosotros desde la antigüedad, cuando lo más importante para la supervivencia era ganar la confianza de los familiares".

6. No te esfuerces por ser perfecto

Eliot Aranson, de la Universidad de Texas, demostró que nuestros descuidos mejoran las opiniones de los demás sobre nosotros y que las personas ideales los asustan por su inaccesibilidad. Durante el experimento, los estudiantes escucharon una grabación de prueba. El participante que respondió las preguntas correctamente, y al final derramó café accidentalmente, ganó más simpatía que el que sostuvo impecablemente y no cometió un solo error.

7. Centrarse en puntos de vista comunes.

Según un estudio de Theodore Newcomb, las personas encuentran más atractivas a quienes se parecen a ellas. Esto se llama el efecto de atracción de similitud. Nos complace que alguien comparta nuestras opiniones políticas o gustos musicales. Es más probable que se haga amigo de la persona con la que apoya a un club de fútbol. Sin embargo, también es digno de mención que, según los científicos de la Universidad de Virginia, nos gustan las personas que, como nosotros, son muy negativas sobre algo.

8. Toque accidentalmente

Con este truco psicológico debes tener cuidado: el toque debe ser ligero, discreto y apenas perceptible. Está comprobado que afecta al interlocutor en un nivel subconsciente y lo hace sentir cálido en ti. Los científicos de la Universidad de Mississippi descubrieron que los camareros que estaban en el proceso de atender a los clientes de restaurantes recibieron más propinas.

10. Piensa en la persona como quiere.

Todos están contentos cuando su opinión sobre sí mismos coincide con la visión de los demás. Los especialistas de la Universidad de Stanford realizaron una serie de experimentos sobre este tema. Los participantes con autoestima adecuada y baja se comunicaron con extraños. El tema de la conversación fue la personalidad de los sujetos.

Como resultado, las personas con autopercepción positiva expresaron el deseo de ser amigos de quienes los elogiaron. Y los participantes con baja autoestima prefirieron las críticas. Los científicos atribuyen esto al hecho de que siempre queremos obtener comentarios predecibles.

11. Comparte un secreto

La estrategia de autorrevelación es la técnica más simple y efectiva para construir relaciones. Por supuesto, no necesitas abrir inmediatamente tu alma a un extraño. Primero, discuta las noticias, las últimas noticias sobre películas, luego cuente algo sobre usted y solo luego cuente algo personal. Esto creará una sensación de cercanía y será más fácil para el interlocutor confiar en usted en el futuro.

12. Déjame contarte sobre mí

Según los experimentos de la Universidad de Harvard, hablar de seres queridos no nos brinda menos placer que la comida, el dinero y el sexo. Deje que el interlocutor cuente algo sobre usted y use las tácticas de escucha activa: asentir, asentir, aclarar detalles. Entonces tendrá los recuerdos más agradables de la conversación.

15. Будьте открыты для общения

По мнению психолога Джима Тейлора, эмоциональная открытость может объяснить, почему человек выглядит привлекательным в глазах окружающих. Конечно, такое поведение может быть рискованным, ведь оно делает нас уязвимым: никогда не ясно, можно ли доверять собеседнику. Но порой такой риск может быть оправдан.

16. Делайте вид, что собеседник вам нравится

Когда вы думаете, что человек к вам расположен, он начинает вам нравиться. Así es como funciona el fenómeno de la simpatía mutua. Además, cuando suponemos que una persona debe tratarnos bien, nos comportamos de manera más abierta con anticipación. Entonces, sin saberlo, aumentamos las posibilidades de causar una impresión favorable. Si no está seguro de cómo es la persona con la que está hablando, simule que le gusta. Tal vez él comenzará a simpatizar contigo.

Pin
Send
Share
Send
Send